Rep. Gutierrez: Gasoducto, Puerto Rico’s Pipeline Project is Dead

“I am proud I played a role in helping the people of Puerto Rico derail this runaway train to nowhere,” Gutierrez says 

Chicago, IL–(ENEWSPF)–October 11, 2012.  Congressman Luis V. Gutierrez (D-IL), reacted today to the breaking news that the permit application to the U.S. Army Corps of Engineers was withdrawn for the massive natural gas pipeline project in Puerto Rico known as the Gasoducto or Via Verde Project.  The head of the Puerto Rico electric power authority (PREPA) made the announcement today, effectively killing the project.  Rep. Gutierrez was an outspoken critic of the project because of the potential for environmental disaster and for the manner in which it was being pushed through by the Puerto Rican government.  He gave several speeches in the House of Representatives to bring national attention to the issue, filed FOIA requests and questioned regulators to shine a spotlight on the process, and helped galvanize opposition to the project.  The following is a statement by Rep. Luis V. Gutierrez:

When an embattled politician wraps up so much of his political ambition in a massive public works project, it can be harder to kill than a vampire, but this is the final stake through the heart.  Fundamentally, the Governor of Puerto Rico was willing to risk the lives of the Puerto Rican people as well as the environment, economy, and future of the island to line the pockets of his cronies and supporters.  Now a month before Election Day, the unpopular Gasoducto project is like an albatross around the neck of the Governor and he is cutting his losses.  By exposing the Governor’s lies and unmasking the truth about this project, I am proud I played a role in helping the people of Puerto Rico derail this runaway train to nowhere.

The Puerto Rican people resisted the construction of the massive pipeline because it was never needed, could never become fully functional, and risked ruining the precious natural beauty of Puerto Rico while driving people from their land.  All of the evidence indicated a tremendous risk to endangered species, fresh water, and the island’s delicate terrain and a huge risk to the people of Puerto Rico from spills, explosions, or other disasters.

The Puerto Rican people also resisted the manner in which the Tea Party Governor and his regime pushed this project even after the people turned against it.  From the outset, there was no transparency or legitimate opportunity for public comment.  It became a quagmire of sweetheart deals to help wealthy political allies and questionable regulatory shortcuts to gloss over the environmental risks.

Government in secret to benefit the few at the expense of the many is not the Puerto Rican way.  I am glad the power authority (PREPA) came to its senses and that the application has been withdrawn.

Congratulations to the people of Puerto Rico.  Congratulations to the dedicated advocates, lawyers, law-makers, and individuals who fought against this injustice.  Casa Pueblo, the ground breaking environmental advocacy group in Adjuntas, was heroic in its dedication to justice and kept fighting until justice was won.

“Me enorgullezco de haber tenido un rol de ayudar al pueblo de Puerto Rico a descarrillar este tren que corría fuera de control y sin destino”, dice Gutiérrez

CHICAGO–(ENEWSPF)–October 11, 2012. El Congresista Luis V. Gutiérrez reaccionó a la noticia de que se retiró la solicitud de permiso para la construcción del gasoducto, también conocido como “Vía Verde” pendiente ante el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos.  El presidente de la junta de directores de la Autoridad de Energía Eléctrica, el Ingeniero José Ortiz hizo el anuncio hoy, lo que efectivamente mata el proyecto. El Congresista Gutiérrez ha sido un crítico acérrimo del proyecto por su potencial de atentar contra la vida y el ambiente y por la manera en que el régimen de Puerto Rico lo impulsó. El Congresista pronunció varios discursos contra el gasoducto en el hemiciclo de la Cámara de Representantes de Estados Unidos para atraer la atención a este asunto, sometió pedidos de información a las agencias federales bajo el “Freedom of Information Act”, levantó cuestionamientos ante los reguladores para poner luz sobre el proceso del permiso, y contribuyó a unificar y galvanizar la oposición al gasoducto.

A continuación, la declaración del Congresista Gutiérrez:

Cuando un político asediado y en problemas invierte tanto de sus ambiciones políticas en un proyecto masivo de obra pública, ese proyecto puede ser más difícil de matar que a un vampiro, pero esta es la estocada final en el corazón del gasoducto. El gobernador de Puerto Rico estuvo dispuesto a arriesgar las vidas de los puertorriqueños, así como el ambiente, la economía y el futuro de la isla con tal de llenar los bolsillos de sus compinches y contribuyentes políticos. Ahora,  a un mes del día de las elecciones,  la enorme impopularidad del gasoducto le colgaba del cuello al gobernador como un albatros, y con este retiro de la solicitud intenta recortar sus pérdidas.  Al exponer las mentiras del gobernador y desenmascarar la verdad acerca del gasoducto, me enorgullezco de haber tenido un rol de ayudar al pueblo de Puerto Rico a descarrillar este tren que corría fuera de control y sin destino.

El pueblo de Puerto Rico resistió la construcción de este tubo masivo porque nunca fue necesario, no funcionaría a cabalidad y arriesgaría la preciada belleza natural de Puerto Rico, mientras sacaba a la gente de sus tierras.  Toda la evidencia mostraba un riesgo tremendo para las especies en peligro de extinción, para las aguas frescas, y a los terrenos delicados de la isla, mientras exponía a la población a grandes riesgos de derrames, explosiones y otros desastres.

El pueblo de Puerto Rico resistió también la manera en que este gobernador del Tea Party y su régimen impulsaron este proyecto, aún después que el pueblo se tornó en su contra.  Desde el comienzo no existió transparencia ni oportunidad legítima para los comentarios del público.  El proceso del gasoducto se convirtió en un lodazal de arreglos de conveniencias  y de cuartos obscuros para ayudar a los aliados políticos ricos y poderosos del gobernador, y de atajos regulatorios cuestionables para encubrir y pasar por alto los riesgos ambientales.

Gobernar en secreto para beneficiar a unos pocos a costa de los muchos no es la tradición puertorriqueña.  Me alegra que la Autoridad de Energía Eléctrica recobrase su sentido y que haya retirado la solicitud de permiso.

Felicito al pueblo de Puerto Rico.  Felicito a los activistas, a los abogados y legisladores e individuos dedicados y comprometidos que lucharon en contra de esta injusticia.  Casa Pueblo, organización de vanguardia de defensa ambiental en Adjuntas fue heroica por su dedicación a la justicia y se mantuvo firme en la lucha hasta que la justicia triunfó.”

Source: http://gutierrez.house.gov